Carrito

Pruebas de mezcla y adhesión para servicio de aeronaves

En una era de tecnología ultramoderna para el control de vuelo y la navegación en la aviación civil y militar (navegación por satélite, fly-by-wire, etc.), garantizar la seguridad del vuelo tiene la máxima prioridad, incluso cuando prevalecen influencias externas adversas. Los sistemas eléctricos deben funcionar de forma fiable y sin errores, independientemente de todas y cada una de las influencias internas y externas.

Los peligros aerotransportados pueden provocar rápidamente un desastre. La exigencia de una seguridad sin concesiones se aplica también en condiciones climáticas adversas: frío extremo, nieve, granizo y tormentas eléctricas. En particular, este último es un gran desafío para los sistemas eléctricos y electrónicos de a bordo (aviónica), aunque los aviones están equipados con una piel exterior totalmente conductora que funciona como una jaula de faraday, lo que significa que, en principio, se requiere una protección adecuada contra los rayos.

Día tras día, los aviones están expuestos a todas las influencias ambientales imaginables, como campos electromagnéticos (radar, radio / televisión, radiación cósmica), colisión de pájaros, tormentas, granizo, humedad, presiones extremas y diferencias de temperatura, así como relámpagos.

  • Caídas de rayos: destrucción y mal funcionamiento de equipos y sistemas
  • Influencias ambientales: golpes, vibraciones, radiación, golpes de pájaros
  • Carga electrostática: interferencia con los sistemas de comunicación y navegación
  • Fluctuación de temperatura: condensado resultante de diferencias extremas
  • Corrosión: conductividad reducida, daño por corrosión

Cuando se frotan dos superficies, los electrones se transfieren de una superficie a la otra. Cuando está en vuelo, un avión roza continuamente la atmósfera. Esta fricción da como resultado la acumulación de una carga estática dentro de la estructura del avión. El exceso de electrones tiende a acumularse en los delgados bordes posteriores de la aeronave, como los extremos de los alerones, timones, elevadores, flaps, etc. Si la carga en las distintas partes de la aeronave no es uniforme, aumenta la probabilidad de que se produzcan chispas puede provocar un incendio.

Las cargas estáticas también pueden causar interferencias en los equipos de radio de la aeronave. Para evitar esto, los aviones están equipados con las llamadas mechas. Estos proporcionan al exceso de electrones un medio para regresar a la atmósfera en lugar de ser retenidos dentro de la estructura del avión. De esta forma se evita la carga estática. Los extremos de las mechas parecen cepillos y ofrecen solo una resistencia mínima, lo que facilita la fuga de los electrones.

Tarea de medición

Independientemente de si la aeronave se utiliza para fines militares, públicos o privados, el revestimiento exterior que consta de componentes de chapa metálica livianos remachados debe probarse a intervalos regulares para determinar la conductividad adecuada a fin de garantizar que continúe funcionando como una jaula de faraday incluso en el peor de los casos, es decir, si es alcanzado por un rayo. Si la piel exterior no demuestra una impedancia suficientemente baja, podría producirse una interrupción parcial en el caso de una alta corriente del rayo, lo que resultaría en la negación del efecto faraday. La prueba de unión se basa en las mediciones de resistencia en las uniones de contacto y la prueba de la mecha en la medición de la resistencia general de las secciones de la piel exterior a la mecha.

Deben detectarse resistencias de unos pocos miliohmios y deben comprobarse y registrarse los valores límite. Debido al hecho de que la mecha incluye una ruta de descarga en serie, el parachispas también debe probarse para su correcto funcionamiento (después de la medición de baja impedancia) con la ayuda de un probador de aislamiento (metrahit im xtra o metrahit iso aero).

El llamado método de medición kelvin se implementa en instrumentos de medición para pruebas de unión y mecha, es decir, un método de medición de 4 hilos (método de medición de voltaje correcto). Todas las resistencias de los cables de medición y de contacto se compensan con este método de medición, ya que de otro modo distorsionarían los valores medidos finales. Se utiliza la medición de corriente punto a punto, punto a estructura o inversa.

Solución anterior

Los milióhmetros alimentados por baterías grandes, que por lo tanto son difíciles de manejar y relativamente pesadas, se usaban comúnmente en el pasado para la prueba de unión. Estos instrumentos también eran considerablemente más caros debido a los mayores niveles de complejidad mecánica. Ofrecen corrientes de prueba de 1 o 10 a (¡corriente de pulso de potencia!), mientras que nuestro instrumento solo entrega una corriente de prueba de cc de 0,2 o 1 a (pulsada), pero esto es más que adecuado para la mayoría de las aplicaciones.

Solución mirada al futuro con Gossen Metrawatt

La serie de multímetros metrahit proporciona a los usuarios instrumentos de medición y prueba de gran precisión, extremadamente ligeros, compactos y resistentes, alimentados por batería. Estas características son una ventaja significativa para el uso in situ. Más allá de esto, el precio de compra comparativamente bajo ofrece una ventaja económica convincente.

Importante para la detección de fallas al dar servicio a la aviónica

Multimetro Metrahit IM ExtraEl Metrahit IM XTRA es un multímetro de mano todo en uno que se utiliza en zonas no ex. Además de la medición de miliohmios, también incluye la medición de la resistencia de aislamiento y todas las funciones de un multímetro trms de alta calidad con medición de temperatura. Debido a sus diversas funciones de medición, se ofrece como una solución ideal para aplicaciones de servicio de aviónica. La documentación de los resultados de las mediciones se simplifica gracias a la interfaz proporcionada como equipo estándar, así como al software de evaluación y gestión Izytroniq.

Probado en el campo

Los fabricantes de aviones de renombre han estado utilizando el Metrahit 27 durante años para detectar uniones de contacto en atmósferas potencialmente explosivas (tanques de combustible). El Metrahit 27 ha sido utilizado durante largos períodos de tiempo en grandes cantidades por empresas de servicios especializadas, fabricantes de aviones, astilleros operados por las aerolíneas, como, por ejemplo, Lockheed Martin (kit de servicio para aviones de combate f16 y f18), aviones de Lufthansa, etc.

El Metrahit IM XTRA es un desarrollo posterior del Metrahit 27. Incluye todas las funciones del Metrahit 27, de eficacia probada, así como útiles mejoras de última generación.

Leave a Reply